El trabajo perfecto NO existe

Tiempo de Lectura ~4 minutos

Sin querer desilucionar a nadie, la realidad es que el trabajo perfecto NO EXISTE, pero mi objetivo, no es desanimarte sino todo lo contario. Todos los trabajos tienen sus áreas de oportunidad para mejorar y eres una pieza fundamental para que el empleo que tienes sea PERFECTO para tí.

Así es, aún cuando un empleo puede tener características sobresalientes respecto a los demás, en los beneficios que los empleados reciben una vez que laboran ahí, este trabajo NO ES PERFECTO. En un empleo interactuamos personas con diferentes pensamientos y actitudes, por lo tanto, los procesos donde participamos pueden mejorar SIEMPRE.

Como ya te dije, mi objetivo no es asustarte o desalentarte, sobre todo si actualmente tienes un empleo con el que ya no puedes más. Por el contrario, si estas en esa situación, mi objetivo es que le des una oportunidad más a este empleo de mantener tu talento.

¿Por qué el trabajo perfecto NO EXISTE?

Cuando ingresas a un nuevo empleo o estás en el proceso de selección siempre nos enteramos de lo bueno en la emprea, en el reclutamiento, el personal de recursos humanos, así como los líderes que te llegan a entrevistar, te platican sobre el proceso de la empresa, la calidad profesional de las personas que trabajan en ella, los premios obtenido a nivel organizacional, etc.

Además te hacen saber cuáles son los beneficios de trabajar para esta empresa, el salario, prestaciones de ley y prestaciones superiores. De inicio, esos beneficios sumados a una ruta de crecimiento dentro de la empresa, es lo que a muchos nos hace decidir si tomamos o no el empleo. Hasta aquí nada parece mal, todo parece lo justo y necesario para poder iniciar.

Puedes tener de inicio el trabajo con las mejores prestaciones del mundo, supongamos, un salario muy por arriba de tus gastos, IMSS y seguro de gastos médicos mayores, 30 días de vacaciones y 30 días de aguinaldo (¡no suena mal eh!), además en la oficina tienes un comedor para empleados muy económico, cafetería todo el día y la posibilidad de trabajar desde casa cuando así lo requieras, en fin, el paraíso que todo godín y millenial desea.

El problema viene por el auto engaño al pensar que algo, en este caso el trabajo, puede ser completamente perfecto. En la vida NADA está libre de problemas o contra tiempos. Aún cuando todos esos beneficios hacen de tu empleo un mejor lugar para trabajar, el trabajo en sí, es decir, la operación diaria, el trato con los clientes, las entregas, las juntas, la convivencia con tus compañeros de trabajo, el negocio entero, puede tener defectos y eso es muy normal.

Entonces, no importan los excelentes beneficios y prestaciones que un empleo tenga, el trabajo perfecto NO EXISTE. Por que mientras sigamos siendo los humanos los que interactuamos y participamos en estos trabajos, con nuestras ideas diferentes, con el ritmo de trabajo de cada uno, con la responasibiliad que cada quién quiera ponerle al empleo, con los objetivos trazados por una persona y no todo el equipo, con un proceso diseñado por personas ajenas a la compañía y un sin fin de variables diferentes, todo puede ser mejorable. Pero eso no es malo, es natural y además es una oportunidad para crecer.

¿Cómo ayudar a que tu trabajo sea PERFECTO?

Primero que nada, DEJA DE QUEJARTE. Si, puede ser que actualmente tu trabajo parezca traer más problemas que beneficios en tu vida profesional y personal, pero calma, primero calma y dejar de quejarse.

Analiza y VALORA de tu empleador actual, ¿qué es lo que diferencia a la empresa de otras? ¿qué es lo que de inicio te hizo querer trabajar ahí? Contestar estás preguntas, te hará sentir que estas en el lugar correcto por que así lo decidiste tiempo atrás.

Sumado a lo anterior, IDENTIFICA los focos rojos, haz una lista de todas las cosas que no te gustan de tu actual empleo y que pueden ser mejorables. Empieza buscando cuál o cuáles situaciones puedes mejorarlas tú. Muchas veces solo vemos los defectos de la empresa pero no paramos a pensar un poco, en la forma en que YO puedo ayudar a solucionar eso que no me gusta.

HABLA de tu inconformidad con tus compañeros y líderes, con los dueños o la gerencia de la empresa, y antes de caer en un profundo desagrado por como las cosas van saliendo en la empresa o como te sientes tu, habla con ellos. Ayuda a identificar cuales son las áreas de oportunidad que tiene la empresa, tu equipo y tu mismo para mejorar.

Son sólo algunos consejos y no estan númerados por que ninguno es más o menos importante que otro y tampoco es obligatorio pasar por cada uno, sentirse en el lugar perfecto es personal. Por lo tanto cuando algo no nos gusta, el como lo solucionaremos, también será personal y entre persona y persona la solución será diferente.

Conclusiones

Si tu trabajo tiene demasiados benefecios, tienes un buen horario, tienes un salario que te alcanza excelente para cubrir tus gastos y gustos, pero aún así, te despiertas todos los días preguntándote si realmente necesitas el trabajo, CALMA, todos los empleos tienen sus pros y contras.

El trabajo perfecto NO EXISTE, pero TÚ puedes ayudar a que tu trabajo sea perfecto para tí. Siempre será mejor tu disposición a ayudar a que las cosas que no te gustan mejoren que solo quejarte, pues de antemano ya sabes que en todos los empleos hay complicaciones.

Recuerda que puedes dejarme un comentario para saber tu punto de vista, se vale que creas que si existe el trabajo perfecto y debatir. Te invito a compartir este artículo con las personas que puedan tener interés en este tema.

Linkedin: La red social para conectar con profesionales

Las redes sociales llegaron para quedarse y Linkedin no es la excepción, en esta puedes administrar tu perfil profesional, construir y participar en tu red de contactos profesionales, accediendo a conocimiento, ideas y oportunidades.

¿Cómo perder el MIEDO a comprar en línea?

Publicado el 30 de Febrero del 2019

¿Cómo utilizar el CLI de Magento 2?

Publicado el 25 de Febrero del 2019