Trabajo remoto y home office

Tiempo de Lectura ~5 minutos

El trabajo remoto y el home office te puede otorgar mayor libertad, pero NO debemos confundirlo con LIBERTINAJE. Aún cuando no trabajas en una oficina tu enfoque debe estar 100% en cumplir tus tareas con RESPONSABILIDAD. En este artículo te cuento mi experiencia sobre el trabajo desde casa, los pros y cotras desde mi punto de vista y cuándo sí o cuándo no es conveniente trabajar de este modo.

Trabajo remoto y home office parecen dos términos o formas de trabajo iguales, son similares mas NO son exactamente lo mismo. Ambas te dan la opción de trabajar desde el lugar que tu lo desees o necesites, otorgándote así esa comodidad que quizás en la oficina no podrías lograr.

Seguramente haz notado que estas opciones de trabajo son cada vez más una prestación que las empresas ofrecen cuando están reclutando, para hacer más atractiva la oferta laboral y decidas trabajar con ellos. Sin generalizar, se puede tener una visión erronea de lo que es trabajar fuera de la oficina.

Trabajo remoto

Esta opción de trabajo no sólo aplica cuándo deseas trabajar desde casa para evitar el tráfico camino a la oficina. Se da más bien en situaciones donde cambiar de residencia es un problema, siempre y cuando no afecte la operación de la empresa. Por ejemplo, yo como desarrollador web, y con tantas herramientas que existen para trabajo colaborativo como git, slack, etc; no necesito estar en las oficinas centrales de la empresa para la que trabajo, por eso al solicitar el trabajo remoto por mi comodidad personal, se me concedió.

¡Claro, es muy cómodo trabajar remotamente! Pero quiero dejar bien claro que no es como estar de vacaciones. Tampoco es estar TODO el día y TODOS los días trabajando en pijama. Trabajar remoto NO es echar la flojera por que nadie te ve.

Debería y debe ser todo lo contrario, se el primero en ponerte a trabajar o en estar en contacto con el equipo, recuerda que no te desgastas moviéndote de tu casa a otro lugar. No tienes escusa, se responsable del trabajo que se te asigna, tienes todas las comodidades de estar trabajando desde donde TU eliges.

Sé que por comodidad podrías pensar en despertar hasta 5 minutos antes de la hora de entrada al trabajo, pero yo te recomiendo que siempre despiertes antes, con tiempo suficiente para poder arreglarte como si fueras a la oficina, tal vez un poco más cómodo. Desayuna antes de empezar tus labores, es super importante que tiempos como el desayuno y comida no interfieran con tu horario.

Platica con las personas que viven contigo, esposa o esposo, hijos, padres, roomies, etc; qué el hecho de que trabajes desde casa no te deslinda de las responsabilidades de trabajo, tu tiempo LABORAL debe estar enfocado en eso precisamente, en realizar las tareas del trabajo. Con la ventaja de que en cuanto la jornada de trabajo termina ya estas en casa para ahora si resolver algunos deberes de hogar.

Asigna un espacio de tu hogar especialmente para desempeñar tu trabajo, no es necesario un cuarto completo, pero si que tengas un escritorio o mesita específicamente para tus labores. Esto te otorga mayor tranquilidad, que se respeten tus espacios, que tengas la disponibilidad de ese lugar siempre. NO trabajes en el comedor, separa muy bien los espacios comunes del hogar con tu espacio para trabajar.

Si bien esta de moda ofrecer y buscar este beneficio en los empleos actuales, sobre todo esos empleos que no son de manofactura, es importante desde mi punto de vista que anterior a tu primer experiencia trabajando con este estilo hayas tenido la oportunidad de trabajar en una oficina, con tal de ver el día a día de una empresa, adquirir habilidades de comunicación acertiva, cumplir con horarios y responsabilidades, así como socializar con tu equipo.

Home office

El home office no siempre es una opción para trabajar desde casa o fuera de la oficina el 100% del tiempo. En ocasiones se da como una posibilidad, seguro has visto ofertas que dicen algo como “home office el último viernes del mes” o similar. Incluso puede ser un beneficio que no venga en la oferta de trabajo sino que al iniciar a laborar te das cuenta que de vez en cuando puedes trabajar desde casa.

Este beneficio, por lo regular, lo empiezas a adquirir tras unos meses de laborar directamente en la oficina de tu empleador, al ver que eres una persona responsable y capaz de resolver problemas sin la necesidad de que alguién te guie o te vigile.

Esta opción es un buen balance entre el estar conviviendo continuamente con los compañeros de la oficina y tener la oportunidad de estar presente en alguna situación que lo requiera en tu hogar, como esperar al personal que remodelará tu casa, un plomero, un paquete muy importante, etc.

Las peculiaridades que te comento en el trabajo remoto acerca de platicar con las personas que viven contigo, despertar con tiempo, asignar un espacio para el trabajo, también aplican en esta modalidad. Entre mejor te organices, y lo tomes con seriedad y responsabilidad mejor harás tu trabajo, tus empleadores estarán contentos con tu desempeño y podrás continuar con el beneficio.

Conclusiones

Trabajar desde la comodidad de tu hogar, la cafetería de tu elección, las oficinas de unos amigos, el hotel donde pasarás un incrible fin de semana son BENEFICIOS invaluables. Por lo tanto, debes ser muy RESPONSABLE en cumplir con tus obligaciones laborales antes que todo para no perder la oportunidad que te brindan de trabajar de esta forma.

Tienes que ser muy consciente de la dinámica de trabajo que implica estar remoto, mantenerte activo en tus equipos de trabajo para siempre ser tomado en cuenta, participar de alguna forma en las reuniones para dar tu punto de vista. Quizás debes ver la forma para de vez en cuando asistas a las oficinas centrales de la compañía con tal de crear mas cinergia con tus compañeros y empleadores.

He tenido la fortuna de trabajar tanto en una oficina, home office eventual y trabajo 100% remoto. En la actualidad trabajo full time desde mi hogar y estoy muy agusto. Trabajar de esta forma me permite dedicarme a este blog obivamente fuera de mi horario de trabajo, pero sería complicado si tuviera que trasladarme de la casa a la oficina y de vuelta. Además trabajar remoto me permite aprovechar las tardes para salir a caminar con mi esposa, escaparnos al cine y ver a la familia y amigos, claro esto también se puede hacer si trabajas en una oficina, pero voy a lo mismo, me estoy ahorrando el tiempo de traslado.

Cuéntame, actualmente ¿trabajas remoto?, en la empresa en la que te desempeñas profesionalmente ¿tienes la opción de home office? ¿Cuál es tu experiencia con estos beneficios? Te invito a dejar tu comentario para retroalimentarnos juntos y a compartir el artículo con alguién que sepas que puede interesarle.

El trabajo perfecto NO existe

Sin querer desilucionar a nadie, la realidad es que el trabajo perfecto NO EXISTE, pero mi objetivo, no es desanimarte sino todo lo contario. Todos los trabajos tienen sus áreas de oportunidad para mejorar y eres una pieza fundamental para que el empleo que tienes sea PERFECTO para tí.

¿Cómo perder el MIEDO a comprar en línea?

Publicado el 30 de Enero del 2019